Foro de La Guardia Eterna, club canario de aficionados a los juegos de rol, wargames y juegos de mesa.
 
ÍndiceCalendarioFAQBuscarMiembrosGrupos de UsuariosRegistrarseConectarse

Comparte | 
 

 Duncan Maloy

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo 
AutorMensaje
Bouza
Soldado
avatar

Mensajes : 148
Fecha de inscripción : 14/11/2011

MensajeTema: Duncan Maloy   Dom Feb 26, 2012 10:01 pm

Duncan Maloy




Hombre libre de Ferelden, habitante de la villa del Risco Rojo, a sus 27 años de edad, desilusionado y decepcionado con el mundo; vaga por él, en busca de un rayo de esperanza que devuelva, la luz a este mundo que se tiño de negro para él este mismo año.

Duncan, en medio de una partida de caza, divisó algo raro entre la espesura, el contorno borroso de una criatura hostil que no pertenecía a esta tierra. Lógicamente como tan solo él se percato de dicha presencia, decidió salir a la mañana siguiente, para cerciorarse de que no había sido un engaño de su vista. Rastreo la zona y exploró los lindes cercanos con la esperanza de encontrar lo que andaba buscando, cuando la búsqueda parecía haber terminado, escucho un ruido ajeno a todo sonido registrado en su memoria. Se acercó con cautela y… allí estaba la criatura; sus ojos no le habían traicionado, un engendro tenebroso merodeaba por la zona, estaba tan afanado en la búsqueda de ``algo´´ que ni siquiera se percato de la presencia de Duncan.

Tan rápido como pudo, partió raudo y veloz hacia el castillo del Risco Rojo para informar a Arl Eamon de la fatídica noticia. Después de una fatigosa carrera, por fin llego a las puertas del castillo. Sin apenas aliento de sus secos y cortados labios salieron unas palabras que pusieron en alerta al vigilante le la entrada, enseguida lo hicieron pasar, lo llevaron a una sala ostentosa, a la vez que vacía y lúgubre; allí le dijeron que esperara hasta que le dieran una audiencia. Pasaron 6 horas antes de que nadie volviera a mediar palabra con él, entró un sirviente del castillo y le dijo que enseguida vendría uno de los vasallos del Arl a atender sus peticiones, ya que éste se había contraído una grave enfermedad y no iba a poder atenderle en persona. Pasaron otras 2 horas y por fin llego otra persona, era el que actualmente se encargaba de atender las peticiones hacia el Arl en su ausencia.

Duncan le comento al hombre lo acontecido, y le aseguro de que haría todo lo que estuviese en su mano para paliar la situación. Acto seguido después de la breve conversación, casi unilateral, aquel hombre se retiro a sus dependencias y Dejo a Duncan en aquella sala, que inmediatamente fue escoltado por dos guardias hasta la salida.

Haciendo caso omiso de lo que Ducan le había dicho; aquel hombre decidió no darle importancia a las incongruencias de un campesino, sudado y desaliñado, que pretendía sin duda alguna llamar la atención o para conseguir vaya el Hacedor a saber…

Duncan volvió a su casa con una extraña sensación, a pesar de las palabras y las promesas de aquel hombre que lo despachó con la misma rapidez con la que se desenvaina una espada. Al cabo de un rato llego a su hogar, la puerta estaba abierta y no salía ninguna luz de ella, todo estaba tranquilo y en silencio; más de lo habitual. Intrigado Duncan, entro a la casa y vio que estaba vacía. Fue cuando entonces divisó unas pisadas al mirar a través de la ventana que se dirigían al interior del bosque.

Con el peso del cansancio en sus huesos del trajín de todo el día, se adentro en el bosque con una antorcha, pues ya era noche cerrada y desprovista de la luz de las estrellas cual manto negro, para seguir el rastro. Hasta que por fin encontró un claro en mitad del bosque donde se acababan las huellas. Ando un par de metros y allí detrás de un gran peñasco; sus ojos se nublaron y su cara se torno de un color pálido, su mente se detuvo por momentos. Su mujer yacía inmóvil, en la hierba ahora teñida de un color carmesí, abrazando a su hijo muerto. Sus piernas no le respondían, su cuerpo tardo en reaccionar a las órdenes que imperaban en su cerebro, Duncan se agacho y sujeto a su mujer.

Ésta entre lágrimas y casi a susurros le dijo:
-¿Duncan, eres tu amor?
Duncan le respondió con el corazón sobrecogido:
-si, mi vida, soy yo…
Ella le interrumpió diciéndole dificultosamente:
-¿Dónde estabas…. Salí a buscarte…….. Tardabas demasiado y tu hijo se impacientaba…….. ¿Dónde estabas……

De pronto y antes de que Duncan le contase todo lo que había pasado durante el día, así como el porqué de su ausencia; los ojos de su mujer perdieron su brillo, quedándose vacios y su cuerpo ahora sin vida se encontraba estrechado por las manos de Duncan que, en medio de una sensación de ahogo, profería gritos de desesperación y agonía.

Aquel engendro tenebroso que se encontraba muerto a pocos metros, había herido de muerte a su mujer y matado a su hijo. Todo ello por que pretendió avisar a su gente de un peligro cercano a sus lindes.

La intención de proteger su tierra le costó la vida de su familia. Una intención que fue en vano, pues sus palabras cayeron en saco roto ante los oídos del encargado del castillo.

Por último sacó fuerzas de donde no había, para llevar a su difunta esposa y al cuerpo sin vida de su preciado hijo al pueblo, para al día siguiente, con todo el dolor de su alma, darles sepultura, acompañada de una digna ceremonia.








Última edición por Bouza el Dom Feb 26, 2012 10:08 pm, editado 3 veces
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Bouza
Soldado
avatar

Mensajes : 148
Fecha de inscripción : 14/11/2011

MensajeTema: Re: Duncan Maloy   Dom Feb 26, 2012 10:02 pm

Objetivos:

1º Dar caza y matar a todo ser despreciable malvado e impío, sobretodo odia a los engendros tenebrosos. Para que ningún otro ser humano tenga que pasar por la desagradable experiencia que sufrió (y sufre) él.

2º Vagar por el mundo en busca de esa fe y esperanza que tenía él, antaño en la Humanidad.

3º Descubrir a alguien merecedor de ser acompañado, y así convencerse de que aun hay hombres buenos en Ferelden.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
YerayNG
Caballero
avatar

Mensajes : 462
Fecha de inscripción : 06/10/2011
Edad : 33
Localización : Las Palmas, Vecindario

MensajeTema: Re: Duncan Maloy   Dom Feb 26, 2012 10:30 pm

muy wapa la historia, y muy molon el personaje. Por desgracia, aún le queda sufrimiento a ese guerrero, esperemos que al menos encuetre las personas buenas que busca.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Contenido patrocinado




MensajeTema: Re: Duncan Maloy   

Volver arriba Ir abajo
 
Duncan Maloy
Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba 
Página 1 de 1.

Permisos de este foro:No puedes responder a temas en este foro.
Club de Rol: La Guardia Eterna :: Mensajes del foro anterior-
Cambiar a: